11 enero, 2017

¿Para qué abrimos datos?

Todo el tiempo generamos datos. Muchas veces, sin darnos cuenta. Cuando nos subimos al colectivo, hacemos un trámite, vamos a la facultad o pagamos los impuestos estamos también produciendo datos.

Los gobiernos no son la excepción y al llevar a cabo sus políticas públicas también generan una gran cantidad de datos. ¡Millones! La ubicación de las escuelas, el registro de nacimientos, los recorridos de colectivos y las obras de infraestructura son algunos de los datos que se generan día a día y que sirven para planificar y decidir mejor.

Estos datos pueden ayudar en la toma de mejores mejores decisiones no sólo al gobierno sino a cualquiera que así lo quiera. Por ejemplo, si quisieras mudarte tal vez te sería útil saber por dónde pasan los colectivos o si hay escuelas cerca. Para hacer todo esto necesitás datos y muchos de esos son generados por los gobiernos.

Siempre que los datos no estén protegidos por alguna normativa específica (datos personales, secreto fiscal, etc.) pueden ser abiertos para que todos los podamos usar. Así, los datos abiertos son aquellos a los que cualquiera puede acceder, usar, reutilizar y compartir sin ningún tipo de restricción.

 

Abrir datos es una manera de potenciar la innovación, la transparencia y la participación.

¡Conocé los datos que ya tenemos disponibles comenzá a reutilizar y compartir la información que es de todos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.